Uruguay

Uruguay se consolida como hub en LatAm

El país sudamericano se ha posicionado como una plaza estratégica para la producción audiovisual internacional gracias a atractivos programas de incentivos y exoneraciones fiscales, y una estabilidad económica, jurídica, social y sanitaria.

«Vengo de un prado vacío, un país con el nombre de un río», canta Jorge Drexler, ganador de un Oscar de la Academia por la canción Al otro lado del río, del film Diarios de motocicleta (2004) de Walter Salles.

Uruguay se encuentra en un punto estratégico de Sudamérica, emplazado entre los gigantes de la región, a 45 minutos de vuelo de Buenos Aires (Argentina) y a dos horas de vuelo de San Pablo (Brasil).

Con una población de 3,46 millones de habitantes, en su mayoría concentrados en la capital Montevideo, el país ofrece un atractivo natural único con campos, leves ondulaciones, cielos, costas oceánicas y puntos vacacionales como Punta del Este (Ver Guía de Locaciones).

Se dice de Uruguay que es un país a escala humana, con 1.000 kilómetros de costa (Océano Atlántico y Río de la Plata), 600 kilómetros de máximas distancias y 12 horas de luz en verano.

Gracias a su reconocida estabilidad económica, política y social, el país se establece como una plaza segura y confiable, muy atractiva para las inversiones extranjeras.

Ficha técnica

País: Uruguay
Latitud: 34°52′00″S 56°10′00″O
Habitantes: 3.286.314
Capital: Montevideo
Idioma oficial: Español
Moneda: Peso uruguayo
Costas: + 1.000 km.
Distancias máximas: 600 km.
Horas luz (verano): 12 
Empresas sector audiovisual: 460
Ocupación sector audiovisual: + 4.000
Exportación servicios audiovisuales: US$ 20 millones (2019)

Un oasis para el mundo pospandemia

Para la industria audiovisual internacional, Uruguay ha sido desde 2020 un descubrimiento y una opción con perspectivas presentes y futuras para servicios publicitarios y de ficción.

Uruguay fue el primer país de Sudamérica en disponer de protocolos y volver a los rodajes en mayo de 2020.

Tanto desde el sector de la publicidad como de los del cine y las series, Uruguay se ha convertido un hub con precios muy competitivo en la región, brindando servicios, locaciones y programas de exoneraciones e incentivos fiscales, para las producciones de players de la talla de Netflix, Amazon, HBO Max o Disney+, entre otros.

«Somos una especie de oasis audiovisual mundial donde muchísimos proyectos se han volcado», destaca a ttvOriginals Roberto Blatt, director del Instituto Nacional del Cine y el Audiovisual (INCAU).

Asimismo, Blatt destaca el impulso que el gobierno al sector audiovisual local en una coyuntura internacional sanitaria compleja para la producción de proyectos. «Queremos aprovechar esta oportunidad para ofrecer los máximos incentivos para que más y más proyectos vengan a rodarse aquí y que más inversores se asocien en coproducción internacional con nuestros proyectos para luego ser distribuidos a nivel internacional».

¿Por qué? En medio de la inestabilidad sanitaria y económica que atraviesa la región, en particular mercados como Argentina y Brasil, el país ha sido declarado como «la pequeña gran excepción dentro de América Latina», según la Deutsche Welle.

Con un 70% de su población vacunada contra el Covid-19 con al menos con una dosis (datos: julio 2021), la apertura de la movilidad y de las diferentes industrias, así como un notorio descenso de casos y el paulatino pero sostenido ingreso a la zona verde, en el Índice de Harvard.

Reducto (Montevideo), hub que nuclea productoras, empresas de servicios, técnicos y artistas

Así, la opción uruguaya se ha vuelto el refugio de proyectos audiovisuales internacionales, al disponer de programas e incentivos para inversiones extranjeras, contemplar precios competitivos y, una oferta de infraestructura, servicios de producción y profesionales de primer nivel.

En este sentido, el director del INCAU subraya el valor de sus recursos profesionales, tanto a nivel técnico como creativo, donde en la actualidad se desempeña «una generación audiovisual madura que llega a su cúspide y que lo ha demostrado por su trayectoria».

«En Uruguay tenemos una capacidad extraordinaria para crear contenido audiovisual en todos los géneros, desde lo comercial hasta lo autoral», afirma.

Esta industria audiovisual local en plena efervescencia emplea de forma directa e indirecta a más 4.000 personas.

Existen 460 empresas vinculadas a la producción de contenidos audiovisuales, en su gran mayoría micro y pequeñas.

Los presupuestos audiovisuales destinan en promedio un 55% a sueldos y cerca de un 30% corresponde a servicios de otros sectores, hotelería, catering, transporte, y asesores.

El salario promedio de los trabajadores de esta industria es de $ 53.000 (unos US$ 1.180).

*Acceda a la Tabla Salarial de Técnicos aquí.

*Acceda a la Tabla Salarial de Actores aquí.

Según datos de Uruguay XXI, en base a información del ICAU, la exportación de servicios audiovisuales sumó unos US$ 20 millones en 2019. Y con el impulso dado por el gobierno del presidente Luis Lacalle Pou, ese crecimiento -según han declarado autoridades del sector- busca duplicarse e incluso triplicarse.

El impulso estatal al sector audiovisual

En 2019, la Plaza Independencia de Montevideo se transformó por una semana en locación para el rodaje de Conquest, serie de ciencia ficción producida para Netflix.

Del rodaje participaron unas 1.000 personas, dejando ganancias por US$ 1.500.000, siendo dicho proyecto el encargado de inaugurar el programa de beneficios fiscales del Programa Uruguay Audiovisual (PUA).

Tras un año como prueba piloto, en 2020 fue relanzado oficialmente el PUA, «consciente de la realidad y del potencial exportador de la industria audiovisual, así como su derrame sobre sectores que han sido afectados por la pandemia».

El PUA cuenta con el apoyo de Uruguay XXI, el Instituto Nacional del Cine y el Audiovisual Uruguayo (ICAU), el Ministerio de Industria, Energía y Minería, Montevideo Audiovisual y la Agencia Nacional de Desarrollo (Ande); en alianza con diversas asociaciones del sector privado, entre las que figura la Asociación de Productores y Realizadores de Cine del Uruguay, la Cámara Audiovisual del Uruguay y la Sociedad Uruguaya de Actores.

En este sentido, además de las ventajas e incentivos -Cash Rebate e Iva Cero- que ofrece el Programa Uruguay Audiovisual, a través de la Uruguay Film Commission el país cuenta con una fuerte presencia en festivales y mercados internacionales.

“El país siguió filmando en la pandemia, por lo que se transformó en una oportunidad para mucha gente que produce, filma y trabaja. Hoy vimos un lugar recomendable, que debe difundirse, porque genera ejemplo y sinergia», señaló Luis Lacalle Pou, presidente de Uruguay, durante una recorrida por las nuevas instalaciones del centro de producción audiovisual Reducto.

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, en las instalaciones de Reducto

En la oportunidad, Lacalle Pou anunció que el PUA comenzó a instrumentarse en 2019 y, brindó apoyo de devolución de gastos e impuestos por US$ 4 millones. En 2020 la cifra se elevó a US$ 7 millones y, a partir de julio de 2021, la devolución será de US$ 12 millones.

«Es un programa exitoso», precisó el presidente uruguayo. «Esos créditos de devolución de impuestos enseguida se comen porque hay gente ávida por venir a filmar a Uruguay. Las locaciones y técnicas son importantes y el nivel de recursos humanos en toda la cadena, que mejora día a día, hace que el Gobierno y el Uruguay hagan una apuesta a esta actividad», remarcó Lacalle Pou.

Según comenta a ttvOriginals Hernán Musaluppi, productor y socio de Cimarrón Cine, productora que ha brindado servicios locales a proyectos de Amazon o HBO Max: «Este contexto es un milagro en la región y si a eso se le suma los incentivos, es un microclima. Uruguay es barato y tiene nivel de producción. Porque hay otros también baratos, pero el tema es la relación entre costo y calidad. Y ahí Uruguay es competitivo».

Por su parte, su socio el director y productor Diego Robino, complementa: «El nuevo paradigma de la producción también está en el valor de producción. Y a eso es lo que apela Uruguay con el cash rebate. A lo que apuntamos los productores en la creación de estos planes no es a una simple competitividad, sino que es una competitividad también basada en que se pueda apostar al valor de producción. En ese lugar es donde Uruguay se ubica como una plaza atractiva».

El Programa Uruguay Audiovisual cuenta con incentivos (Cash Rebate e Iva Cero), tanto para productores locales como internacionales que deseen rodar sus proyectos de cine o series en la plaza local.
Servicios y centros de producción

El país también se destaca por contar con una cada vez más amplia gama de empresas que brindan servicios de producción audiovisual.

Desde estudios y centros de producción a la vanguardia tecnológica, pasando por empresas dedicadas al alquiler de equipamiento de primer nivel, a una extensa lista de productoras especializadas en los diversos rubros de la cadena de producción audiovisual.

Para Ernesto Musitelli, socio y director general de Reducto, centro de producción audiovisual recientemente inaugurado en Montevideo, el nuevo emprendimiento con una inversión total de US$ 8 millones, implica atender la creciente demanda internacional de servicios, con los más altos estándares de calidad.

«Somos una opción para proyectos internacionales y eso ha explicado nuestro desarrollo y el perfil de empresa que hemos construido. Tenemos un perfil de equipamiento y un modelo de gestión que podríamos estar en Estados Unidos o Europa. Es una réplica de cómo funcionan estas empresas en esos mercado».

Por su parte, Punta del Este Studios es uno de los proyectos que más expectativas genera en el mercado local, un parque audiovisual de US$ 25 millones que busca ser punto de referencia para la producción audiovisual en Sudamérica.

El emprendimiento, que funcionaria en un ámbito de zona franca, cuenta con dos socios brasileños vinculados a la industria audiovisual, que encuentran en Uruguay un gran potencial como plaza de servicios de producción audiovisual internacional.

«Los beneficios que este parque trae a la industria tienen que ver con los costos de producción. Al ser una free trade zone lo que permite es que se optimicen mucho los costos», destaca a ttvOriginals Nicolás Aznárez, Founder Partner y Project Manager de Punta del Este Studios.

«Uruguay como primera diferencia es que cuenta con cash rebate. O sea que al productor se le retorna un porcentaje del gasto de una producción independiente, pero, además –y esto es lo interesante- es que la zona franca habilita a no pagar impuestos. Por lo tanto, la zona franca es doblemente beneficiosa», subraya.

Estos son dos claros ejemplos del gran momento que vive el sector de la producción audiovisual local y, al que se siguen suman nuevos emprendimientos privados, como es el recientemente inaugurado foro de Canal 4, unos de los tres canales de TV abierta privados locales, que ha visto una oportunidad en los servicios de producción.

En este sentido, el nuevo foro se estable a la fecha como el más grande del país sudamericano, además de contar con la opción de ampliar aún más sus capacidades a 2.000 m2.

«Es el estudio más grande del mercado. Tiene unos 900 m2 y una altura de 9 metros. Tiene una entrada desde el canal y una independiente y, si fuera necesario, está la posibilidad para poder extender la capacidad a 2.000 m2», explica a ttvOriginals Ignacio Mazza, gerente de Programación de Canal 4.

Para el ejecutivo, Uruguay hoy reafirma su evolución audiovisual siendo una plaza muy atractiva para los proyectos originales de las plataformas de streaming.

«Se están filmando series y películas. Este estudio lo queremos usar para generar más programas, pero también podemos jugar con algún player de afuera que necesite un estudio, llámese Amazon o Netflix. Tiene oficinas propias, salas de maquillaje, baños y espacios para trabajar totalmente independiente de la actividad del canal».

La visión de los productores independientes

Para los productores independientes, el momento que atraviesa el sector y el impulso que viene dando a la fecha el gobierno nacional ha sido más que bienvenido y prometedor.

«Estamos teniendo un diálogo muy cercano. Tuvimos una reunión con el presidente Luis Lacalle Pou, el Ministro de Educación y Cultura y, el Ministro de Industria. Nos contaron que el sector audiovisual es de especial interés y que nos van a acompañar durante estos cinco años y así lo están haciendo», destacó a ttvOriginals Mariana Secco, productora de Salado Media y ex presidenta de la Asociación de Productores y Realizadores de Cine del Uruguay (Asoprod).

Por su parte, Diego Robino de Cimarrón Cine, productora que brinda servicios a nivel a proyectos premium como la serie Ámsterdam para HBO Max, el momento que vive el sector en el contexto de incertidumbre mundial, ha sido unos de los factores fundamentales. «Uruguay es un mercado -no solo de los primeros que abrió para filmar- sino que da proyección de seguridad trazable. No es algo menor. Se está bien con la pandemia, la inflación no se disparó, el tipo de cambio se mantuvo estable. Esas son las inseguridades productivas que cualquier otro mercado va a tener que afrontar».

Por su parte, Juan Carlos Lamboglia, presidente de la Cámara de Empresas Productoras Publicitarias de Uruguay (CEPPU) y socio fundador de La Productora Films, sostiene a ttvOriginals que el país vive un momento excepcional para el desarrollo y los servicios para proyectos de ficción. Y enumera ventajas.

«El país a nivel técnico y profesional es muy competitivo. Hay equipos que están muy entrenados y desde siempre se destaca el trabajo de los uruguayos. Creo que se abrió una ventana muy interesante y que tenemos que aprovecharla. Nos tenemos que mostrar al mundo, cada día ser más profesionales, transformarnos en hub de producción en la región, porque somos un país con un montón de ventajas».

En este sentido, Mariana Secco de Asoprod coincide con esta visión y añade más ventajas con las que cuenta el país, y que tienen que ver con el talento de los profesionales y técnicos del sector.

«Más allá de los incentivos, hay una parte de talento que para mí es súper importante. Hay grandes productores. Y el momento del país es muy interesante: bajo nivel de corrupción, muy amigable para hacer inversiones y se ha manejado muy bien la sanidad de la pandemia. Sentimos que el mundo nos está mirando. Estamos en contacto con productores que están interesados en saber qué proyectos tenemos; plataformas que quieren venir a filmar a Uruguay».

Los desafíos de la academia y la formación

En los últimos 25 años, la academia en Uruguay ha consolidado una oferta de formación audiovisual con diferentes enfoques que abordan y preparan profesionales para el sector.

Se estiman unos 5.000 estudiantes vinculados a carreras audiovisuales.

Entre estos figuran tecnicaturas, carreras de nivel terciario y de posgrado, como es el caso de la Universidad de la República, la Universidad Católica, la Universidad de Montevideo, la ORT Uruguay, la Escuela de Cine del Uruguay o el de Uruguay Campus Films.

«La industria es consciente del desarrollo de talento y es por eso que en su proyección hacia el 2030 tiene previsto planes para desarrollar talleres de formación tanto técnica como creativa», sostiene Roberto Blatt del INCAU.

«La mayor aportación que vamos a hacer desde el INCAU tiene que ver con dos patas: la primera es la que venimos hablando, que es la internacionalización. La segunda es la del territorio: expandir el potencial y la presencia del audiovisual a todo el territorio nacional», añade.

«Estamos haciendo un relevamiento y viendo qué oportunidades hay, no solo llegando con más contenido uruguayo sino de ir promocionando talentos y capacidad técnica en el interior del país. Lo estamos haciendo en conjunto con las productoras que están interesadas en tener más escenarios y más potencial», concluye.

Para Mariana Secco de Salado, la parte de la formación de profesionales y técnicos para el sector es un eje central y en el cual debe invertirse. Y para eso ya se están generando espacios para el desarrollo de diversos planes de acción.

«Nos estamos planteando empezar a tener más diálogo con las escuelas de cine y las facultades. Estamos hablando de algún programa de incentivo para algunos puestos como el desarrollo de guionistas especializados en series», asegura la productora.

Para Nicolás Aznares de Punta del Este Studios, en el país hace tempo que se viene desarrollando la preparación audiovisual en el sector académico, pero solo en lo que respecta a las carreras de comunicación.

«Aún falta el desarrollo de especialidades técnicas» y es ahí donde busca profundizar el proyecto de Punta del Este Studios.

«Las universidades forman directores y guionistas, pero no hay una industria donde todos puedan trabajar. Por lo tanto, nos vamos a focalizar en la preparación técnica de oficios. No son carreras de cuatro años sino cursos dinámicos para atender el volumen que creemos que el mercado internacional nos va a demandar», comenta Aznares.

Así las cosas, en una primera etapa se buscará la certificación de los saberes. «En Uruguay y la región hay gente preparada en oficios -grips, diseño, carpintería, efectos especiales-, como para que lo educativo complemente la infraestructura», sostiene.

En este sentido, se ha inaugurado un programa para potenciar el talento de la industria audiovisual en una de las principales escuelas a nivel internacional, como lo es la New York Film Academy, con los primeros cursos de producción de cine y TV dictados en Uruguay.

«Estamos muy orgullosos de ser parte de esta alianza estratégica que sin dudas seguirá desarrollando el talento y la creatividad uruguayos. Calificar y certificar a la fuerza laboral local a nivel internacional es obligatorio para nosotros y, vital para que los talentos de las nuevas generaciones aprendan y comprendan el proceso de desarrollo, de modo que sus historias viajen por todo el mundo y atraigan la atención de los productores internacionales de contenido», destaca Nicolás Aznares.

De esta manera, parecería que Uruguay viendo haciendo bien la tarea para transformarse en el hub de la producción audiovisual de América Latina.

Bitnami